En 2018 se lleva el minimalismo, pero apostando por la calidad.

January 10, 2018

Todos los pronósticos hechos en 2017 sobre las tendencias que vendrían este año acertaron de pleno en varias de sus apuestas. Una de las más claras: la sencillez y el minimalismo. Trazos sencillos, que no necesariamente rectos. Una apuesta total por la calidad de los tejidos más que por la cantidad de adornos que los caracterizan. 

 

Las principales firmas lo han demostrado en las pasarelas con vestidos en blanco y con tejidos de mucha calidad y acabado liso. Los cortes son tan sencillos que a veces están basados en los trazos de una camiseta. Eso sí, que sean sencillos no quiere decir que no sean elegantes. Este tipo de cortes y tejidos -suelen tener acabado brillante- favorecen a las novias altas con cuerpo atlético ya que potencian sus formas. Sencillas combinaciones como un discreto adorno de brillantes o una espalda al aire, un pequeño fragmento de encaje o unos botones de filigrana: menos es más. Y si no lo creéis, echad un vistazo:

 

 

Pronovias

 

Viktor & Rolf

 

Theia

 

Charlotte Simpson