Excuse me Madame, did we hear a WOW? 

  • Black Facebook Icon
  • Icono negro Pinterest
  • Black Instagram Icon

© 2018 Cuentos del agua. Aviso legal

 
 

El Proyecto Cuentos del Agua.

Texto escrito por Raquel de la Varga Llamazares, Directora del Premio de Literatura Cuentos del Agua.

El espacio del noroeste es testigo de tantos siglos de historia y diferentes culturas, que no es extraño contar en una ciudad como León y su provincia con joyas arquitectónicas como el molino de agua que, como un testigo mudo, ha pasado desapercibido junto a la capital del antiguo reino. 


El Molino de los monjes, construido en el siglo XVI, cuenta historias de quienes en aquella zona vivieron. En su piedra podemos ver labrada la insignia de su antiguo espíritu: ser un bastión de la orden de Santiago. Como alto en el camino en la ruta de peregrinación a Compostela y como sede de religiosos y caballeros que, por aquel entonces defendían la cristiandad, la posada adyacente ha sido lugar de descanso de personalidades como Gaspar Melchor de Jovellanos. Se cuenta que el asturiano que fue el máximo representante del pensamiento ilustrado en la política y la cultura española, que hizo todo por renovar el país, pasó la noche en la posada de dicha orden, a escasos metros de este imponente molino, que bien servía a toda la zona.

Ahora, siglos después y tras un proceso de rehabilitación que comenzó en 2004 y que no finalizó por completo hasta 2015, podemos volver a disfrutar de esta maravillosa construcción que nuestros hermanos de antaño supieron ubicar a la perfección.

Desde su adquisición y rehabilitación, su fin último no podía ser otro que el de conservar y volver a dar vida a un lugar mágico, artístico y lleno de historia que, por su marco incomparable en plena naturaleza, solo puede ser el espacio en el que celebrar momentos tan especiales. Desde la apertura de puertas su uso solo podía ser uno: enmarcar uno de los días más importantes de nuestras vidas, en el que decidimos celebrar con toda nuestra gente nuestro amor.

El secreto de este molino es parte de la esencia de lo que somos: el agua. La finca en que se enmarca es una unión de espacios diversos en plena naturaleza que poder transitar y en los que perderse. Cambian a cada momento porque la personalidad de cada pareja que decide hacerlo suyo imprime su huella, sus colores y su estilo, pero también porque en cada momento del año los colores y la vegetación son los mismos y a la vez, otros. 


Pero hay un elemento que permanece y ha permanecido impasible y eterno a lo largo de los siglos y de las estaciones, y no es otra cosa que el agua que mueve el molino y que recorre cada rincón de cada una de las partes que lo circundan a lo largo de canales, fuentes y acequias, escuchándose su murmullo como música de fondo.

En las temporadas que Cuentos del Agua ha ido consolidando su andadura se han asentado las bases de nuestros propósitos: crear eventos únicos, personalizados e irrepetibles. Para un acontecimiento señalado, todos buscamos la exclusividad y el lujo, pero a la vez vernos reflejados en el espacio y que este sea una extensión de nosotros mismos que pueda acoger y hacer que nuestros invitados se sientan mimados y como en casa.

Por eso cada enlace y cada convite que se celebra en Cuentos del Agua es el resultado de meses de trabajo, tanto de la organización como de los novios, quienes trabajan mano a mano para que las flores, el salón, cada cubierto y cada mínimo detalle sea exclusivo. En cada día de celebración toda la finca se vuelca en los novios, nunca se celebran varios eventos a la vez, asegurando la exclusividad y la privacidad que tantas parejas buscan.

Y para conseguir bodas y eventos a medida, se ha incorporado al equipo una dirección artística con experiencia y mucha personalidad, capaz de aconsejar o bien de amoldarse y canalizar los deseos de cada pareja a las tendencias en diseño y decoración nupcial. Andrea Gómez, como directora artística, vuelca su experiencia en grandes empresas del mundo del diseño nupcial, nacionales y del extranjero. El resultado no es otro que la adaptación y reconversión de unos y otros espacios a través de la luz, los colores y la naturaleza para que reflejen la personalidad de los novios.

No solo el lujo es la base de Cuentos del Agua, sino que el arte está cada vez más presente en las premisas decorativas a todos los niveles. Si como se dice hay que darles a los demás lo que queremos para nosotros mismos, el fin no es otro que ofrecer a cada pareja la seguridad y la garantía de que haremos de nuestra finca no un espacio ni un servicio, sino una experiencia imposible de olvidar.